domingo, 30 de agosto de 2015

Cocinitas: Tarta fría de 3 chocolates


Holaaaa!!!

Con estas temperaturas tan altas que estamos sufriendo, es casi misión imposible meternos en la cocina y hornear un bizcocho. Por eso, hoy os traigo esta receta de una riquísima tarta fría de tres chocolates y lo mejor es que es taaaaan fácil que no tardaréis más de 1 hora en prepararla.






Solo os aconsejo que la hagáis un día antes de consumirla para que cuaje bien. Os paso la receta para un molde de entre 23 y 25 cm de diámetro.

¿Qué necesitamos?

Para la base de galletas...
  • 200 g de galletas maría, digestive o vuestras preferidas
  • 100 g de mantequilla sin sal
Para las capas de chocolate...
  • 600 ml de nata líquida para montar (35% m.g.)
  • 3 sobres de cuajada
  • 600 ml de leche entera
  • 150 g de chocolate negro
  • 150 g de chocolate con leche
  • 150 g de chocolate blanco

Paso a paso

Para preparar la base, trituramos las galletas con ayuda de una picadora o a mano, hasta que obtengamos un polvito más o menos fino. Derretimos la mantequilla y la añadimos a las galletas. Removemos hasta obtener una masa que vamos a extender en la base del molde que hemos elegido. Aplanamos con el dorso de una cuchara o con la mano.
A continuación, metemos la base de galletas en el horno un momentillo, 5 minutos, para que endurezca un poco. Si no tenéis horno, no pasa nada, metedla en el frigo y listo.

Vamos a preparar las capas de chocolate. Empezamos por la de chocolate negro.
En un cazo al fuego, vertemos 100 ml de leche y 200 ml de nata y calentamos. En un vaso aparte, disolvemos el sobre de cuajada en otros 100 ml de leche. Cuando se caliente la mezcla del cazo, añadimos el chocolate negro troceado y removemos hasta que se disuelva por completo. Cuando lo tengamos, añadimos la cuajada bien disuelta, sin grumos, y llevamos a ebullición sin dejar de remover.

Vertemos la mezcla sobre la capa de galletas y dejamos cuajar mientras preparamos la siguiente capa, la de chocolate con leche.

Repetimos el mismo proceso para la capa de chocolate con leche. Cuando tengamos lista la mezcla, rayamos la capa de chocolate negro con las puntas de un tenedor, para que se agarre bien la siguiente capa, y con la ayuda del dorso de una cuchara, vertemos la capa de chocolate con leche. Dejamos cuajar mientras preparamos la última capa.

Volvemos a repetir el proceso anterior, pero esta vez con chocolate blanco. De nuevo, rayamos la capa de choco leche y vertemos poco a poco la última capa.

La llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas, aunque yo os aconsejo que la dejéis toda la noche si podéis. Desmoldamos y a degustarla...




¡Os encantará!

Ya sabéis que si tenéis cualquier duda o comentario, dejadlo abajo y os contestaré lo antes posible!

Salu2
Rocío


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame lo que te apetezca!