miércoles, 3 de septiembre de 2014

Oh là là! Bienvenu à Paris et Disneyland! (I)

Hola a tod@s!

Este verano ando un poquito desconectada del mundo blogger y eso que este año estoy haciendo menos escapadas que el pasado...

Vengo a contaros algunas cosillas de mi viaje a París y a Disneyland de hace unas semanillas y a dejaros también algunas fotos en las que podréis ver los looks que he usado durante el viaje.


París



Como ya sabéis, este viaje fue el regalo de la comunión de Alejandra. Ella ha disfrutado muchísimo, sobre todo en Disney, pero yo también lo he hecho, como una niña chica, jajajaj y he descubierto que mi francés no estaba tan olvidado como creía!!! ;P


París


Para que no se haga demasiado larga la entrada, creo que lo mejor será dividirla en dos partes. Hoy os contaré los tres días que pasamos en París, lo que hicimos cada día y las fotos correspondientes. Espero que os guste!

Día 1: Viaje desde Málaga, check-in en hotel, visita turística a París, crucero por el Sena y visita a la Torre Eiffel

El día comenzó muy temprano, ya que teníamos que estar en el aeropuerto de Málaga sobre las 7:30 de la mañana. Una vez que dejamos el coche en el parking ECP (totalmente recomendable: servicio excelente y económico) y nos llevaron al aeropuerto, facturamos las maletas y desayunamos antes de pasar el control de seguridad. Después, solo nos quedaba esperar la hora de embarque.

Entre el sueño y los nervios, la verdad es que el tiempo se pasó bastante rápido y el vuelo con Vueling se me hizo bastante cortito. ;P


París
París


















Una vez en el aeropuerto de Orly, contratamos transporte privado hasta el hotel (no nos salió demasiado caro, unos 12,50€ por persona), ya que en la oficina de turismo nos indicaron que al ir varias personas y con maletas grandes era la mejor opción, más aún porque no conocíamos el metro).

Nos alojamos en el hotel Novotel Paris Porte D'Orleans. Si alguna vez tenéis que hacer un viaje a París y no os importa estar algo más alejados de la zona centro, os recomiendo que miréis este hotel de 4 estrellas. Calidad-precio inmejorable, personal atento y con una parada de metro a menos de 5 minutos del hotel.


París


Para desplazarnos por París, habíamos visto que la opción más económica era la tarjeta Navigo Decouverte, ya que nos permitía movernos en cualquier medio de transporte (metro, bus, tranvía, RER...) de forma ilimitada durante toda la semana. Solo se necesita una foto de carné y comprar la tarjeta que tiene un coste de 5€. La recarga para una semana son 34,40€.

París
París




 


















Una vez comprada (después de algún que otro contratiempo que nos ayudaron a solucionar en una oficina de turismo que hay cerquita del hotel), nos fuimos a comer cerca de la Torre Montparnasse, entramos a las famosas Galerías Lafayette y después estuvimos paseando por Trocadero, los jardines que rodean la Torre Eiffel y por las tiendecitas de souvenirs de los alrededores e hicimos un crucero por el Sena hasta que llegó la hora de nuestra visita.

París
París



 














El crucero lo hicimos con Bateaux Parisiens y la verdad es que fue genial, algo masificado, pero todo precioso y me gustó mucho la grabación que iba contando la historia. Lo que más me llamó la atención fueron los puentes y los famosos candados que se pueden apreciar fácilmente desde el barco.

París
París


París






 
París 
















Teníamos la entrada ya comprada por Internet para el segundo piso (conseguimos entradas de casualidad ya que se agotan en minutos cuando salen a la venta y, al final, no pudimos subir al tercer piso porque la cola para comprar el billete para subir era impresionante). Desde el momento en el que te montas en el ascensor para subir, las vistas son impresionantes y, una vez arriba, y con la Ciudad de la Luz iluminada, te das cuenta de que es todo precioso. Bajamos también al primer piso para verlo y nos impresionó que parte del suelo es de cristal y da muchííííísimo vértigo jejeje!!!

París



Después directos para el hotel, a cenar y a descansar para el día siguiente. Estábamos agotados!

Día 2: Visita a la Catedral de Notre Dame, Louvre, Montmartre, Basílica del Sagrado Corazón, barrio de los pintores, Moulin Rouge, Arco del Triunfo, Campos Eliseos, Obelisco y Plaza de la Concordia

Después de desayunar en el hotel y de acercarnos a un Carrefour pequeñito que teníamos al lado del hotel, empezamos un nuevo día en París. Primero estuvimos paseando por la Catedral de Notre Dame y por los alrededores, callejando y entrando en todas y cada una de las tiendecitas de souvenirs que nos encontrábamos a nuestro paso...


París

París
París

París
París



París
París


Cogimos el metro hasta la zona del Louvre y visitamos la famosa Plaza de Rivoli, con las pirámides que presiden el museo más famoso de todo París. Nos sentamos en las fuentes de la plaza para hacer un pequeño descanso, hacía mucha mucha calor ese día y la parada no nos vino nada mal!

París
 






París
 














Proseguimos nuestro camino para comer por la misma zona. Después de comer, volvimos a Notre Dame para visitarla por dentro (visita gratuita). Las vidrieras son una auténtica maravilla, vibrantes y llenas de color!

París
París



 



















De ahí, llegamos con el metro hasta la estación de Abbesses. No debéis perderos esta estación de metro tan peculiar. Con sus 92 escalones para subir a la superficie y sus paredes adornadas por pinturas que ilustran bellos paisajes de la ciudad, es una de las paradas de metro más pintorescas de todo París. Con el funicular, subimos hasta la Basílica del Sagrado Corazón donde se daban cita cientos de personas para contemplar una de las vistas más bonitas de la ciudad.

París
París



ParísParís

Paseamos después por el barrio de los pintores y llegamos hasta la famosa plaza de este barrio donde se dan cita verdaderos artistas que dan rienda suelta a sus manos para plasmar bellos retratos en lienzos mientras turistas curiosos se arremolinan a su alrededor para contemplar las técnicas que utilizan y, como no, los hermosos resultados.

París


Seguimos bajando por las calles de este barrio y, entre tienda y tienda, encontré el paraíso de los amantes del chocolate y de las dulces delicias parisinas. La Maison George Larnicol desprendía un intenso aroma a chocolate y cada cosa que veías era más sorprendente. En mitad de la tienda, una impresionante escultura de la Catedral de Notre Dame tallada íntegramente en chocolate, un poco más adelante, un galeón pirata, un saxofón... junto a variadas especialidades y, como no, una gran vitrina repleta de macarons, ese típico dulce francés que no deja indiferente a quien lo prueba. Me llevé una bolsita de 100 g de diferentes sabores: chocolate, frambuesa, fruta de pasión, caramelo salado, limón, praliné y arándanos.

París

París
París


París

Poco a poco, llegamos hasta el Moulin Rouge, el famoso cabaret parisino y, después de una pequeña pausa, volvimos a coger el metro hacia el Arco del Triunfo y los famosos Campos Eliseos, un gran boulevard lleno de tiendas caras en las que mi bolsillo no puede permitirse entrar. Las más impresionantes desde mi punto de vista son la de Guerlain y la de Louis Vuitton. Cogimos un autobús para recorrer toda la gran avenida y llegar hasta la Plaza de la Concordia, donde pudimos ver el Obelisco flanqueado por el Panteón de París a un lado y por la Iglesia de la Madeleine a otro. Para finalizar el día, cogimos el metro y dirección al hotel a descansar.

París

París
París


París
París



 















Día 3: Visita al Palacio de Versalles, alrededores de la Opera, helado en la tienda Häaguen-Dazs de los Campos Eliseos y últimas compras en París

El día empezó temprano, aunque nos levantamos más tarde de lo que debíamos. Cogimos el metro y después un RER para llegar a Versalles. El día había amanecido lloviendo a mares, a la salida de la estación, nos pusimos literalmente como una sopa aunque compramos un paraguas. Qué colas había cuando llegamos a la puerta!

París

La verdad es que me esperaba un palacio más amueblado, es decir, con más réplicas. Creo que está más planteado como museo de obras de arte que como Palacio. La sala de los espejos es impresionante. Es cierto que el oro en la decoración de todo el Palacio te deja sin habla. Si tuviera que elegir una palabra para describir mi impresión general sería "opulencia".

ParísParís
París

París
París























Por culpa de la lluvia, que no paraba, no pudimos visitar los jardines, solo los vimos desde dentro del Palacio, por las ventanas de las distintas habitaciones. Eran hermosos, a pesar del día tan feo que nos acompañaba.

Decidimos volver a París y comer cerca de la Opera. Después de comer y de callejear un poco por la zona, volvimos a los Campos Eliseos y entramos en algunas tiendas, como Monoprix. Nos tomamos un helado en la planta superior de la tienda Häaguen-Dazs y, aunque solo podíamos permitirnos una bolita de helado, mereció la pena porque estaba riquísimo! ;P

París

París

París

ParísParís

Cuando ya caía la noche, volvimos a Trocadero, queríamos volver a ver la majestuosa vista de la Torre Eiffel con el espectáculo de destellos que tiene lugar cada hora en punto desde las 22:00 y que, sin duda, no deja indiferente a nadie. Mientras esperábamos, hice mis últimas compras en los puestecitos que hay en la calle.


París




video

Una vez finalizado el espectáculo, volvimos en metro al hotel. Tocaba descansar por última vez en nuestro hotel de París, ya que por la mañana temprano salíamos para Disney hacia el hotel Kyriad à Disneyland Paris.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuéntame lo que te apetezca!